Conversaciones II: “La enseñanza del español en China: el papel de María Lecea” por Ana Melendo


El 5 de noviembre a partir de las 11:00h en el canal de Youtube del Instituto Confucio de Madrid. El evento quedará disponible para su visionado posterior.

Este evento online sobre la enseñanza del español en China está patrocinado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Instituto Confucio de Madrid (ICM).  La encargada de presentarlo será Pilar González España, profesora de lengua y pensamiento chino en la Universidad Autónoma de Madrid, y estará acompañada por la música del Gran Dong.  La protagonista de estas conversaciones será María Lecea, una experta docente en la enseñanza del español en China. Ana Melendo, hija de María Lecea, ha recogido las memorias de su madre en un libro titulado “El Viaje de una vida publicado en la editorial Universidad de Granada, y será ella quien hable en este evento sobre la interesante trayectoria profesional y personal de su progenitora.

Este es el II evento online que organiza la UAM en colaboración con el ICM entorno a la enseñanza del castellano en el país asiático. La primera de las conversaciones sobre esta materia contó con la participación de los docentes Juan Morillo y Georgina Cabrera.

María Lecea y su llegada a Rusia

María Paz Lecea López de la Osa nació en Madrid en 1922.  En 1939, con tan solo 17 años, decidió dejar España y poner rumbo a la URSS. Allí esperaban a los españoles con los brazos abiertos, pero pronto empezaría la Segunda Guerra Mundial. Una vez finalizado el conflicto bélico, María Lecea emprendió sus estudios superiores hasta conseguir una plaza en la Universidad de Moscú, donde comenzó su labor como docente para la enseñanza de la lengua y literatura españolas.

A través de los libros descubrió China y se despertó en ella un gran interés por este país. Así que, cuando en la Universidad de Moscú pidieron voluntarios para irse a colaborar con los compañeros chinos en la creación de la Facultad de español en Beijing, su marido Ataulfo Melendo, también profesor de español, y ella fueron de los primeros en apuntarse.

De Rusia a China

Llegaron a China en 1955. Aunque fue una época de mucho trabajo -ya que estaba todo por hacer- para María Lecea fue uno de los mejores periodos de su vida. Estaba a gusto entre sus compañeros, amigos y estudiantes chinos, y pudo ir descubriendo y profundizando poco a poco en la cultura china.

Trabajó en la Facultad de Español de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing y entre sus alumnos de diferentes promociones, muchos destacaron en su vida profesional.

En 1964 María Lecea abandona China y junto con su familia se traslada a Argel para impartir clases de español en la universidad. Durante esta etapa trabajó como intérprete en varias conferencias internacionales y tradujo dos obras literarias: “El sueño del justo” de Mulud Mammeri y “Vida y obra de Ibn Jafaya, poeta andalusí” por Hamdane Hadjají.

En 1984, María Lecea vuelve a China por un periodo de cinco años. Allí tradujo, desde la versión francesa, “Peregrinación al Oeste”. En 1986, recibió la Encomienda de Alfonso X el Sabio en la Embajada española en Beijing como reconocimiento a su labor en la difusión de la lengua, literatura y cultura españolas.

En 1989, regresa a España donde tradujo del ruso para la Fundación Picasso “En Busca de la juventud eterna” de Alexsandr Babin (1992) y del francés el libro de Shitao “Discurso acerca de la pintura por el monje Calabaza Amarga”.

En marzo de 1992, viajó de nuevo a China donde el Gobierno, a través del Buró de expertos, le otorgó el Premio de la Amistad por su larga e intensa labor en este país.

Si se ha perdido la emisión en directo de estas conversaciones II sobre la enseñanza del español en China, aquí puede ver el video completo.